Se estima que en torno a cinco millones de kilos de papas de origen local de la actual campaña quedan todavía sin vender en el Archipiélago


Asaga-Asaja Canarias

“Siempre, pero especialmente en momentos de crisis como el actual, con una cosecha propia abundante, es vital apostar por nuestros productos para que la riqueza se quede en nuestro territorio”, Ángela Delgado.

La Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (ASAGA Canarias ASAJA) quiere hacer un llamamiento para animar a los consumidores a priorizar en sus compras las papas de origen canario frente a las producciones de Reino Unido que han comenzado a llegar al Archipiélago. Con este mensaje, esta organización profesional agraria busca dar salida a las existencias locales de la actual campaña y evitar así que se queden sin vender con las pérdidas de rentabilidad que generaría a los productores de las islas.

Cinco millones de kilos de papas de origen local

ASAGA Canarias estima que en la actualidad cerca de cinco millones de kilos de tubérculos permanecen en las cámaras de frío de diferentes cooperativas, tanto en Tenerife como en Gran Canaria, a la espera de ser vendidos. Este volumen de producción tendrá que competir en los puntos de venta con importaciones que, a medida que vayan aumentando su presencia en nuestros mercados, irán bajando de precio, complicando las ventas de la papa canaria con un precio superior debido a los elevados costes de producción que soportan los agricultores por producir en un territorio ultraperiférico, insular y fragmentado, que repercute negativamente en la rentabilidad y viabilidad de sus explotaciones.

Papas
Cinco millones de kilos de papas de origen local de la actual campaña quedan todavía sin vender en el Archipiélago. Foto: EuropaPress

La presidenta de ASAGA Canarias, Ángela Delgado subraya que “siempre, pero más aún en estos momentos de crisis económica como el actual y cuando contamos con una abundante cosecha de papa local, es vital apostar por nuestros productos frente a los fuera, por frescura, calidad y porque comprando aquí, la riqueza se queda en nuestro territorio”.

No obstante, cabe recordar que, desde el pasado 1 de enero de 2021, la papa de fuera es uno de los productos agrícolas que debe abonar a su entrada a Canarias, un 15% de AIEM, el Arbitrio sobre Importaciones y Entregas de Mercancías, frente al 10% que pagaba el pasado año. Este incremento, que estará en vigor hasta 2027, fue una de las demandas de ASAGA Canarias al Ejecutivo Regional durante la renovación de este impuesto que funciona como un instrumento proteccionista para salvaguardar las producciones locales.  

Anterior Una cocina a blanco y negro
Siguiente "Erase una vez un viñedo canario"

Sin Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.