La verdad tras el origen de la arepa venezolana


Por : Juan José Hassan Gattas – Presidente de la Asociación Culinaria de Venezuela

PUENTES GASTRONÓMICOS

La arepa es definitivamente venezolana, su origen se encuentra en los indios Cumanagotos, un pueblo amerindio de la familia Caribe que habitaron en la región noroeste de Venezuela, en la antigua provincia de Nueva Andalucía, lo que hoy es el estado Sucre y el norte del estado Anzoátegui, donde aún hoy viven descendientes de esta etnia. Los Cumanagotos preparaban una torta de maíz que denominaban “erepa”, vocablo cumanagoto que podría traducirse como “maíz” y es la misma palabra con que también denominaban al sol, porque para ellos éste era un alimento proveniente del dios sol, y por eso la arepa es redonda, como el astro rey; la “erepa” se asaba en un “aripo”, una plancha de barro cocido que hoy en día conocemos como “budare”. Con el paso del tiempo las palabras “erepa” y “aripo” se fusionaron y se convirtieron en “arepa”. Salvo los cambios que ha aportado la tecnología de alimentos y las facilidades modernas para cocinar, la arepa actual es prácticamente idéntica a la “erepa”.

arepa
La verdad tras el origen de la arepa, es de origen venezolano

Sobre el origen de la arepa, el académico y ensayista histórico venezolano Mariano Picón Salas nos relata: “Los caribes y cumanagotos usaron tanto el maíz tierno como el maduro, este último les servía para preparar una especie de pan de maíz (la arepa), según técnicas que se han conservado hasta la fecha. Este pan de maíz que llamaron ‘erepa’ lo elaboraban dándole a la masa forma redonda, imitando al dios sol, rindiéndole tributo como alimento divino”.

Joseph de Acosta escribió a finales del siglo XVI, lo siguiente:

“El pan de los indios es el maíz; lo comen

comúnmente cocido así en grano y caliente, que

llaman ellos mote… Algunas veces lo comen

tostado; hay maíz redondo y grueso… que lo

comen españoles por golosina, tostado y tiene

mejor sabor que garbanzos tostados. Otro modo

de comerlo es moliendo el maíz y

haciendo de su harina, masas y de ellas unas

tortillas que se ponen al fuego, y así, calientes se

ponen a la mesa y se comen; en algunas partes

las llaman arepas…” (Historia Natural y Moral

de la Indias. Fondo de Cultura Económica, 1940:

301, (original: Sevilla, 1590). Citado por Cartay

1991: 59 -60.

Samuel Champlain (1567 -1535), conocido como el padre de Canadá, dice que:

“Los indios utilizan una especie de trigo que ellos

llaman mamáix, que es del tamaño de un guisante,

amarillo y rojo. Cuando ellos quieren comer toman

una piedra hueca con un pilón, y otra redonda en

forma de mano. Después de haberlo puesto a remojar

por una hora, lo muelen y lo reducen a harina en

la mencionada piedra.

Calientan esta sobre el fuego, y cuando está bien

caliente le extienden encima la pasta en forma de

tortas, que una vez bien cocidas comen enseguida,

porque frías no tienen sabor” (Samuel Champlain)

“Breve discurso sobre las cosas más notables que

Samuel Champlain de Brouages ha encontrado en

Indias Occidentales en el viaje que a ellas hizo

en el año 1599 y en el año de 1601 como sigue”).

Citado por Cartay R. 1991: 59

Una de las descripciones más antiguas conocidas del proceso de elaboración de arepas por parte de los indígenas, la hizo el viajero florentino Galleotto Cey (comerciante florentino exilado en España) quien estuvo por estas tierras entre 1539 y 1553  y que dejo asentado en su libro Viaje y descripción de las Indias lo siguiente: “Hacen otra suerte de pan a modo de tortillas de un dedo de grueso redondas y grandes como un plato a la francesa, o poco más o menos, y las ponen a cocer en una tortera sobre el fuego, untándola con grasa para que no se peguen volteándolas hasta que estén cocidas por ambos lados y a esta clase llaman “arepas”.

El maíz era de gran utilidad para los indígenas, no solo los alimentaba, sino que también sus cañas y hojas eran empleadas en la cestería, para encañizados como decoración y junto con las tusas servían para avivar el fuego del hogar. Con el maíz los indígenas realizaron numerosas preparaciones culinarias no solo la arepa sino también se pueden mencionar tortillas, tamales, tortas, chicha y otras bebidas que de acuerdo a la historia y geografía de cada región tienen características particulares que las distinguen; incluso dentro de un mismo país podemos conseguir diversas formas de preparar un alimento, ejemplo de ello lo constituye la arepa de maíz venezolana, que de acuerdo a la región de donde provenga tendrá añadidos propios de ese terruño que la definirán. Pronto la segunda parte

Anterior UPA pide ayudas “excepcionales para la situación excepcional” que vive el vino
Siguiente Conoce a los 8 candidatos a ‘Cocinero revelación’ en Madrid Fusión 2021

Sin Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.