Con el tiempo aprendemos que la única oportunidad que tenemos para triunfar en el campo gastronómico es la preparación permanente, es mantener un nivel de aprendizaje tal que inicie desde el día en que decidimos entregar nuestra vida a la cocina y termine el día en el que nuestra alma deje de cocinar, porque en un mundo que evoluciona constantemente los COCINEROS no podemos permitirnos quedarnos estancados en medio del temido olvido llamado “conformidad”.

Y a pesar de que la labor de muchas escuelas de cocina da grandes profesionales, hay cosas que nunca aprenderemos dentro de una de ellas, debido a que muchas variantes del aprendizaje culinario se aprenden únicamente dentro de la mejor universidad del mundo llamada “vida real dentro de una cocina los 365 días del año”, por eso podemos decirte 25 cosas que nunca aprenderás en una escuela de cocina y que nunca te enseñarán:

  1.  A amar la cocina, las escuelas te enseñan la técnica pero si no tienes vocación para cocinar nunca sabrás como conquistar el paladar de la humanidad.
  2. A cocinar con el corazón, porque ni el más grande de los maestros podrá enseñarle a tu corazón a palpitar sino sientes pasión al cocinar.
  3. A ser creativo, la creatividad dentro de las escuelas de cocina está opacada por la intensa teoría, por lo cual si quieres ser creativo tendrás que romper las cadenas de la monotonía educativa.
  4. A soñar con los pies sobre la tierra, la mayoría te prepara para ser tu propio jefe más no para que aprendas desde abajo a como ser un gran líder.
  5. A soportar la presión de esas largas jornadas de trabajo, pues no es lo mismo pasar 5 horas a la semana por una cocina que estar en turnos de 16 horas diarias.
  6. A ser humilde, la humildad es un principio con el que naces y está en ti potenciarla o enterrarla bajo los egos absurdos de la vanidad culinaria.
  7. A lidiar con la diversidad de gustos de tus comensales, eso lo aprenderás cuando aquello que cocines sea evaluado, admirado u odiado por quienes serán tus clientes reales.
  8. A reconocer tus errores, no es lo mismo una mala nota en un examen que un cliente insatisfecho que no vuelva más a tu restaurante.
  9. A estudiar la mente de tu equipo de trabajo y a valorar el esfuerzo que cada uno de ellos hace para luchar por un objetivo ajeno a sus verdaderos sueños.
  10. A reconocer el talento de los demás, eso es una virtud que solo los grandes cocineros desarrollan.
  11. A priorizar tus sentimientos, porque solo la experiencia te permitirá plasmar sobre un plato la interpretación pura de los sabores de la gastronomía.
  12. A lavar con orgullo miles de platos, limpiar pisos con la cabeza en alto y limpiar el desorden del chef principal cuando aún estás en etapa de aprendizaje dentro de un restaurante.
  13. A escribir absolutamente todo lo que aprendes dentro de una cocina, llevar una libreta de apuntes que luego te sirva de fuente para dar forma a tu libreta mental.
  14. A crear tus propias combinaciones, la mayor parte de la enseñanza se fundamente en recrear recetas famosas de autores clásicos y vanguardistas, más no al potenciamiento de la cocina de autor.
  15. A profundizar en la investigación gastronómica, hecho que repercutiría exitosamente en la creación de nuevas tendencias culinarias.
  16. A marcar el ritmo de tu aprendizaje, tu eres el único que decides que aprender, como hacerlo, para que hacerlo y cómo aplicarlo.
  17. A ser éticos en la vida como en la cocina, el poder recae en ti, si eres ético en tus acciones triunfarás como persona y serás reconocido como profesional, caso contario fracasarás.
  18. A improvisar, debido a que este es un factor que se mide de acuerdo a tus capacidades para adaptarte al cambio y tomar decisiones que mantengan el pie a toda tú cocina.
  19. A ordenar tu mente y optimizar cada recurso que almacenas en ella.
  20. A superar a tus maestros, debido al temor de que seas mejor cocinero que muchos de ellos, pero recuerda que es más exitoso aquel que no necesita alardear de grandezas para serlo.
  21. A llevar con orgullo el título de cocinero, porque por más estudios que tengas nunca debes olvidar tu origen y esencia.
  22. A creer y potenciar tus raíces, porque pese a los esfuerzos de muchas escuelas en rescatar la identidad nacional aún se sigue observando cocineros poco comprometidos con su país.
  23. A romper las cadenas de la mediocridad, porque si quieres dejar una huella imborrable en el mundo culinario nunca te debes quedar sentado viendo como los demás avanzan.
  24. A seleccionar adecuadamente tu estilo culinario, área de cocina o labor gastronómica, hay una extensa variedad de cargos y seleccionar uno es muy complicado, la cocina no necesita más todólogos sino especialistas.
  25. A reconocer que el principal protagonista en un restaurante no eres tú como cocinero o chef, no son tus platos ni magníficas recetas, no es tu equipo de trabajo, sino es y será siempre tus comensales, a ellos te debes y para ellos trabajas.

Artículos Relacionados

22 Respuestas

  1. alexe

    pues a mi en la escuela de hosteleria de gerona, la mejor de el pais para mi, me enseñaron eso y mucho más.
    podria llamarse 25 cosas que si te enseñan en una escuela de cocina
    enfin menudas cosas se ven por internet

    Responder
    • Ricardo

      “Escuela de hostelería de Gerona, la mejor del pais”…??? Joder Alexe, pues debe de ser de tu imaginario país, porque las que hay en el País Vasco o la de Mallorca, sin ir más lejos le pegan veinticinco patadas a cualquier otra….
      En ninguna escuela te enseñan esto, esto lo aprendes con el paso de los años, de muchísimos años de esfuerzo, no en cuatro años de carrera; de las escuelas se sale sin tener ni puta idea de lo que es una cocina de verdad ( y yo, también soy “de escuela”…)

      Responder
      • adela

        Me encanto tu respuesta te dejo un enorme abrazo

      • berny

        Que buena respuesta lo mismo opinó ese no nos enseñaron lo aprendemos en la practica un abrazo

    • portobellus

      Cierto. Pero no todas las escuelas tienen la misma filosofia. Yo soy de México y aquí su filosofía ya esta muy podrida. Solo compiten por ver quien es mejor. Engrandecen a los que se les da y pisotean a quien no aprende rápido. Al menos para mi fue un reto y aunque soy humilde de personalidad, puedo presumirles a quienes se burlaron de mi por mis técnicas extrañas de cocina. Ahora todos ellos o la mayoría trabajan como ayudantes en grandes restaurantes o fonditas de barrio mientras yo ya tengo un amplio currículum como encargado.

      Responder
    • Adrian

      “6. A ser humilde, la humildad es un principio con el que naces y está en ti potenciarla o enterrarla bajo los egos absurdos de la vanidad culinaria.”
      Ese paso se lo saltaron en tu escuela 😉

      Responder
    • Anthony

      Muy bueno que lo digas, por que la verdad estimado colega, la mayoria de escuelas de cocina se an convertido en un lucrativo negocio y algunas venden sus marcas de zapatos, uniformes, cochillos herramientas, y parecen mas bien una tienda de accesorios ,que una escuela de gastronomia y se graduan los que pagan mas ,y compiten y entrenan y participan en concursos los que tienen dinero para viajar, para pagar hotel de lyjo etc, y no los que tienen el talento y la vocacion, por eso si tu escuela forma como dices debo darte el enbuenahora, faltan muchas asi.

      Responder
    • Santi Rodríguez

      No sé en qué escuela se ha tomado referencia, peroes penosa. En la Escuela Superior de Hostelería y Agroturismo de Extremadura se aprenden muchas de esas cosas.

      Responder
  2. sofi

    Esto es totalmente cierto yo que estudie en hecansa pasaban cosas de este tipo

    Responder
  3. yomismo

    He aqui una serie de cosas curisosas…en las escuelas parece q no se enseña todo lo que es necesario…las q se adquieren con la experiencia y las q intentan inculcar en un ambiente de adolescentes con las feromonas a tope…yo con la experiencia q me da la vida he visto un poco de todo. Hay quien sale de la escuela bien y hay quien no tanto…los hay que nunca se dedicaran a la cocina y los hay que desempeñaran cargos importantes…me parece muy curioso citar a la cocina de autor, no hay nada mas allá…en MI opinion esta sobrevalorada y representa una cuota de mercado bajisima respecto al monto global de la cocina, en españa comen mas gente en colectividades en una semana que en restaurantes de.cocina de autor. Pero claro lo bonito es lo bonito… para mi las escuelas cumplen su funcion y preparan para un poco de todo. Quien quiera mas hay formas de especializarse.
    pd. parece q queremos ser adria sin saber quien fue escoffier

    Responder
  4. ernesto

    Yo le llamaria 25 cosas y contando que noo aprendaras en las escuelas de cocina. Saludos desde el salvador CA

    Responder
  5. gonzalo

    Muy bueno pero yo para estar donde estoy no me lo enseñaron en ninguna escuela me rompi el alma y me banque cada idiota para aprender lo que se en la escuela solo aprendi las tecnicas la teoria y otras cosas que tambien me sirvieron como soporte pero llegue a estar 20 hs trabajando y hoy dia labo la bateria de cocina como si fueran esos tiempos y mi gente me responde mucho mejor que a un cocinero sobervio y creido.

    Responder
  6. Jime Navarro

    Yo estudio en el conalep tlalpan 1 y en realidad tengo excelentes profesores, que día a día nos sorprenden, nos enseñan mucho y las 25 cosas que leí, no las dicen, desde la primer semana que pisamos la escuela.

    Responder
  7. Israel fernandez

    Otra cosa que no te enseñan es que pisotearan tus derechos laborales en todos los trabajos y que sólo los lameculos que sacrifican su vida para ser lacayos de la hostelería , llegan alto , ánimo a todos los cocineros a que se rebelen contra los patrones para acabar con el caciquismo y la explotación hostelera , que formen secciones sindicales , por que trabajar más de 8 horas es inmoral ,además de una falta de respeto por las personas que dieron su vida para que nosotros pudiéramos tener una mínima dignidad laboral .

    Responder
  8. Santi Rodríguez

    Una pena que en tu escuela de cocina no te hayan enseñado a ser un profesional. En la ESHAEX tenemos de los mejores profesores de España y nos enseñan desde abajo. El que llega amando la cocina, empieza odiando la profesión cuando descubre lo duro que es. Quizá no has ido a ninguna escuela de cocina de verdad y solo sabes lo que ves en la tele, o tu escuela de cocina tiene más “estrellas” que planetas. ¿fregar platos? Eso lo hace el cocinero en una cocina pequeña. En un restaurante, el personal de cocina friega cacerolas, sartenes, gastros, limpia hornos, mesas, suelos, fogones… Mientras no está todo reluciente no se acaba la jornada. Si quieres aprender de verdad a cocinar, matricúlate en la Escuela Superior de Hostelería y Agroturismo de Extremadura, verás si aprendes o no a ser un profesional desde abajo.

    Responder
  9. Mara

    Yo no soy de escuela, cuando era joven no existían,, su de la otra escuela, madre, abuelas, sacrificio, mucho trabajo y pasión!
    Ahora sí es el momento de ir a la escuela a sumar a todo lo aprendido!
    Tampoco todo el mundo sirve para comer!!!!

    Responder
  10. Morela

    Lamentable que algunos lean el artículo para “responder” y no para “entender”. Ninguna escuela o universidad te enseñan “todo” sobre tu profesión, seas médico, abogado o cocinero. La “experiencia” se “adquiere” con el “tiempo de ejercicio de tus conocimientos”, con la “práctica”. La escuela te enseña “técnicas”, la “actitud” no se enseña, se tiene o no se tiene, y hace la diferencia entre una buena o una mala experiencia, entre el éxito y el fracaso, entre disfrutar ser cocinero o quejarte por ser cocinero.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.