Familia Ceretto… ¡Un sueño vinícola hecho realidad!


Por: Manuela Mancino
Sommelier Independiente- Italia

Langhe: el corazón de Pidmont y los vinos italianos. Langhe, donde la familia Ceretto ha producido vinos durante décadas.

Para la mayoría, Ceretto es reconocido principalmente por sus vinos extraordinarios y de calidad excepcional, por sus paisajes de viñedos y por las bodegas singulares de arquitectura y diseños modernistas. Pero, en los últimos 20 años, Ceretto ha ampliado sus intereses más allá de la producción para incluir otros productos locales y actividades como las avellanas, las tradiciones auténticas de Langa, la producción de turrón, la alta cocina, la selección de excelentes quesos, y la importación de un selecto grupo de bodegas extranjeras.

Una actividad pensada por Bruno y Marcello que se han incorporado junto a su padre Riccardo en el negocio familiar que lleva desde los años sesenta. El objetivo de los dos hermanos fue seleccionar los viñedos históricamente más importantes para la producción de grandes vinos. Esta idea fue revolucionario en su momento por un territorio en el que el concepto de «cru» era completamente desconocido, pero, sobre todo, se trataba de una genial intuición. El reto más difícil que los hermanos enfrentaron, fue el encuentro con su padre, que, como era típico de la época, compraba las uvas para los vinos que vinificaba. Y así, comenzaron a soñar con etiquetas que llevaban el nombre de la viña y también su imagen. Un sueño hecho realidad …

De hecho, hoy día, la familia Ceretto es uno de los mayores propietarios de viñedos en Pidmont con más de 160 hectáreas de viña en propiedad, ubicados principalmente en la región de Langhe y Roero, incluidos en las prestigiosas zonas DOCG de Barolo y Barbaresco. La familia es propietaria de cuatro bodegas en las Langhe, cada una dedicada a la producción de vinos específicos y cada uno nombrado por su ubicación geográfica: BRICCO ROCCHE en el pueblo de Castiglione Falletto, donde se produce un solo viñedo, Barolo. BRICCO ASILI en el pueblo de BARBARESCO, el hogar de los vinos de un solo viñedo Barbaresco. MONSORDO BERNARDINA en Alba, dedicada a la producción de vinos de las zonas de Langhe y Roero. ME VIGNAIOLI SANTO STEFANO, en el pueblo de Santo Stefano Belbo dedicado enteramente a la producción de vinos de Moscato. En 1987, la familia Ceretto selecciona esta histórica granja del siglo 19 en las afueras de Alba y la transformó en una sede totalmente equipada en beneficio de la técnica. El Monsordo Bernardina Estate es el centro neurálgico de las operaciones financieras, comerciales y administrativas de la empresa y el hogar de la bodega, donde se recogen los diferentes vinos producidos en las cuatro diferentes bodegas de la familia.

Ambición creativa y el espíritu de innovación están en continua evolución. En el año 2009, en respuesta a una creciente atención al vino por un público cada vez más curioso, la familia Ceretto decidió transformar la finca, donde integraron un amplio espacio dedicado a la cata de vinos y la educación, con una tienda al por menor y una sala para reuniones y eventos culturales. Lo más destacado del proyecto es la futurista Acino, la palabra en italiano para un solo grano de uva, frente a los viñedos de las colinas de Barolo. La importancia de una de las raíces, la singularidad de la tierra y la creatividad en la producción local: una tríada fundamental en la filosofía Ceretto. El corazón del espíritu de familia, siempre en equilibrio entre la tradición y la innovación; un trabajo transparente de la arquitectura del paisaje armónicamente integrado en su entorno.

www.ceretto.com

Anterior 5 productos con Gofio Canario
Siguiente La solidez de la DO Tacoronte-Acentejo

Sin Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.