El cambio climático, los viñedos y el vino


Las Islas canarias han dejado este año un registro para la historia de la viticultura

Los efectos del cambio climático ya pasan de ser una “Leyenda Urbana” a dejar registros de su existencia en los viñedos del mundo entero.

Canarias realiza la primera cosecha de uva del hemisferio norte, esto a causa de las altas temperaturas en los últimos tres meses que han hecho que se adelante la recogida de la uva en los viñedos.

Esta noticia ha sido difundida por los medios especializados, así como por todos los entendidos del sector vinícola en el mundo.

El gran reto en los viñedos

Los viñedos se elevan sobre el nivel del mar, sacando cuenta que por cada 100 metros de altitud la temperatura desciende casi un grado.

Se sigue apostando por variedades de vid modificadas genéticamente, autóctonas y de igual forma aplicando nuevos métodos para retrasar la maduración de la uva.

viñedos
El cambio climático, los viñedos y el vino

Con el cambio climático se elevan los pH (medida de la acidez o la alcalinidad del suelo o de la uva) bajando la acidez, afectando la calidad, la estructura y la longevidad de los vinos.

En las Islas Canarias, las alturas de la ubicación de las diferentes fincas del cultivo, las características del suelo y claro, el tipo de método de cultivo, hace que pueda realizarse la recogida en estas fechas.

Tenerife Norte y Sur

La vendimia se realiza entre los meses de julio y octubre en toda la parte norte y entre febrero y abril en la parte sur de Tenerife.

Esta diferencia es a causa del grado de maduración de la uva, lo que condiciona el momento de iniciar las vendimias.

Los técnicos y bodegueros buscan plantas resistentes y que se adapten al cambio climático dándoles prioridad a las variedades locales que mejor se adaptan a estas variantes condiciones climáticas.

Se trabaja con tratamientos naturales, se modifica la poda y se intenta optimizar los recursos como el agua, se usan cubiertas vegetales, agriculturas ecológicas, biodinámicas o regenerativas.

Viñedos
Técnicos y bodegueros buscan plantas resistentes y que se adapten al cambio climático

Darle y mantener la calidad que hoy ostenta el vino de Canarias, no es una tarea fácil, la tarea del agricultor y el bodeguero cada vez están más cerca el uno del otro.

El trabajo de los enólogos, invalorable, que terminan siendo los científicos del suelo y la climatología a través de la uva.

Vino Canario…distinguido

Ya podemos decir que el vino canario tiene una muy especial y valorada marca de distinción en el mundo entero, una clara diferenciación que nos hace únicos y diferentes a todos los demás.

Sin embargo, hay que tener presente que trabajar con la climatología como parte esencial y fundamental del proceso, es una tarea sumamente difícil.

Por los vientos que soplan, la viticultura, sus hombres y mujeres estarán en permanente estado de observación a todos los cambios habidos y por venir.

Anterior Etéreo 8 y 9 de julio: la gastronomía de un país mágicamente sabroso…Colombia.
Siguiente Gofio Gomero, elaborado por Rayco Herrera, mejor gofio de Canarias 2022

Sin Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.