“Los primeros habitantes de Seychelles basaron su cocina tradicional principalmente en el pescado fresco”

Cuando se trata de viajes, la cocina juega un papel tan fundamental como el paisaje, los museos y la cultura, es quimérico sumergirte en un país o ciudad sin explorar su cocina y sus recetas locales. ¿Cuál es el punto de viajar? ¿Un cambio de escenario? naturalmente, pero es mucho más interesante llegar a vivir un estilo de vida completamente diferente en un corto período de tiempo, y no hay mejor manera de obtener una comprensión completa de las personas y la vida local de un lugar que conociendo a fondo lo que comen, cómo se alimentan y sus puntos de vista sobre los alimentos.
La gastronomía es un suculento atajo para comprender una cultura, y más en el mundo culinario en el que nos movemos, donde las estrellas de los fogones están bien identificadas con una puesta en escena que no deja de ser asombrosa, pero iterativa y continuamos en este mundo ávidos -pero no inertes- de conocer, explorar, promover y descubrir historias disímiles, justo allí radica la importancia que ha tomado la cocina sudamericana en el panorama de la gastronomía mundial o el papel que pueden jugar las Islas Canarias enriqueciendo el papel vanguardista que sigue teniendo España.

 

En este contexto, recientemente llegó a mis manos un impresionante, emotivo y humilde manifiesto de una unión de cocineros, seguros que pueden poner el valor la historia culinaria de su región, hablamos del manifiesto gastronómico de las Islas Seychelles. No fue difícil anegarme en sus sabores, productos y recetas, ahora puedo rememorar –tal como hallar un hermoso diamante en un volcán dormido- que encontré Gastronomía en Seychelles! o tal vez fue ella la que me encontró a mí, no estoy segura! Pero lo que sí sé es que como decía Mr. Ego: “un gran artista sí puede provenir de cualquier lugar” y yo no podría haber deseado más!.
Seychelles es un país insular en el Océano Índico, al este de África continental y al noreste de Madagascar, compuesto por 115 islas, de las cuales solo 33 están habitadas. Después de haber sido colonizada por los franceses, el país está muy influenciado por esta cultura.
Su cocina tradicional está vigorosamente influenciada, así como sus países vecinos, Mauricio, Zanzíbar y otras zonas de África occidental, por sus colonos africanos, aunque con notables influencias de la cocina francesa, china e india, donde en muchos brebajes emplean las mismas técnicas, sería certero decir que nuestra cocina es una fusión franco-asiática con un toque africano, por lo exótico de sus ingredientes.


Al estar situado justo al sur del Ecuador, el país es rico en productos exóticos, mangos, papayas, piñas, cocos, tamarindo, más de 80 variedades de plátano… todos crecen de forma natural en Seychelles, así, estos productos junto con otros ingredientes asiáticos se han mezclado para dar forma a la sabrosa cocina tradicional, que incluye una gran cantidad de pescados y mariscos. También cocinan pollo, y en una muy pequeña medida, carnes rojas. Se distinguen por la utilización de una gran cantidad de especias en su cocina como el curry en polvo, polvo de azafrán (producto de la raíz del mismo) jengibre, chile (fresca y en polvo), el ajo, las hojas frescas de canela y curry, así como la salsa de soja, salsa de ostras, salsa de pescado, vinagre de arroz, leche de coco, son los ingredientes habituales en la cocina de la isla. Hay algunos platos donde se fusionan ingredientes asiáticos y franceses ofreciendo una nueva cocina repleta de ingredientes, sabores y perspectiva, Seychelles posee la cualidad de despertar el respeto por los ingredientes, enmarcado en uno de los elementos más importante de su cocina: El ingrediente fresco!


En Seychelles el concepto de la granja a la mesa toma una dimensión completamente distinta. La frescura es definitiva, en la gran mayoría de restaurantes, sea cual fuere su nivel, es común que los alimentos provengan de su propio huerto perfectamente cuidados: árbol, pollo o vegetales, incluso murciélagos, estos últimos considerados un manjar en las islas. En otras ocasiones el pescadero esta al cruzar la calle, puede estar seguro de que el componente principal de su cocina está en sus mejores condiciones, en su estado natural y sobre todo, naturalmente alimentado y beneficiado.
La esencia de la cocina
Los cocineros en Seychelles, con un alto sentido y respeto por su tradición culinaria, persiguen hasta la lasitud, crear y componer, sublimes sabores y texturas a partir de los ingredientes de su cocina tradicional, renovándola –si se puede- mediante el uso de las especias en total equilibrio, sin abrumar o subestimar la presencia del género principal. La forma de diseñar un plato está fundamentada sobre un ingrediente específico, el cual será siempre,  la estrella del plato.

He visto con fascinación, más que en cualquier otra cultura culinaria alrededor del mundo, la humilde pasión por la cocina de Seychelles, manifiesta de muchas maneras y  diferente a cualquiera que haya visto nunca. El cuidado y respeto que tienen por los ingredientes, la atención a los detalles, y las acertadas técnicas que los llevan a un nivel superior en la gastronomía de raíz mundial. El resultado no podía ser otro que una cocina que no sólo te llena de felicidad, sino que te habla directamente del alma de su territorio. Esa cocina que te obliga a hacerte preguntas inesperadamente, una cocina que te invita al deleite con esos toques de singularidad encontrados donde menos lo esperabas. Así es la Gastronomía en Seychelles.

Mojito criollo Seychelles

Mixology
POR: EQUIPO DEL BAR FOUR SEASONS RESORT SEYCHELLES
Ingredientes para 1 Mojito
1 puñado de hojas de menta fresca
1/8 de taza (30 ml) Semillas de fruta de la pasión
1/2 onza (15 ml) de jarabe simple
2 cucharaditas (10 ml) de jugo de limón fresco
1-1/3 oz (40 ml) Aguardiente de Takamaka
1 botella de cerveza (preferiblemente Seybrew)
Preparación
En una coctelera, introducir las semillas de la fruta de la pasión junto con la menta. Agregue el jarabe, jugo de limón y Takamaka y agitar con hielo hasta que se mezcle. Vierta en un vaso alto lleno de hielo picado y la parte superior del mojito con la cerveza.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.