En el entorno gastronómico, las historias de sus productos y platos se comenzaron a escribir hace siglos, en su gran mayoría, todo tiene una raíz y un origen, en este contexto podemos decir que el Plátano llega a Canarias procedente de Guinea, cuando Portugal era una de las potencias del mundo que también se dedicaba a conquistar territorios y entre ellos, África, el cual siempre fue un punto fácil para tal hecho por parte de las potencias de los siglos XV, XVI y un poco más..

Las Islas Canarias ha tenido el especial papel territorial de aportar una diferenciación a todos los productos agrícolas que han llegado a cultivarse en sus maravillosas tierras, llenas del vigorizante aporte volcánico.

Ahora ya en el siglo XXI y con todo los que ha nacido en el acaecer gastronómico, no es para nadie un secreto las muchas recetas cargadas de creatividad que han surgido con nuestro Plátano de Canarias, pero no es hasta ahora que rompe con su presencia y concepción, una las creaciones más vanguardistas y revolucionarias de este producto que ha tenido a bien representarnos como territorio durante años, creación realmente especial y además, la que ha dado personalidad a una bebida alcohólica que podemos decir, se acerca a un vino de fruta, aunque el término no es el oficial según las autoridades, Platé es el Blanco Afrutado de Plátano.

Todos conocemos la existencia de vinos y de licores, el vino es el resultado de la fermentación de la uva, mientras que el licor es una bebida dulce de diversos sabores. También existen los vinos licorosos, como el Jerez y el Oporto, este último proveniente de Portugal, se realiza con diferentes variedades de uvas, el cual luego de recolectar el jugo de la misma, se corta la fermentación para agregar más cantidad de alcoholes, permitiendo que el azúcar le dé su característico sabor y aroma. Mientras tanto, el Jerez se elabora con la uva Palomino en Andalucía, en zona de Jerez, Sanlúcar de Barrameda y El Puerto de Santa María, este vino licoroso sufre un proceso muy particular debido a un tipo de levadura que genera una capa cremosa dentro del barril, brindando protección al vino de la oxidación y dando origen al sabor característico del Jerez.

 

_H4A0938 (Copiar)Tras esta aclaratoria, se luce Platé, una exquisita bebida obtenida de la fermentación del Plátano de Canarias, producto del que surgen un mundo sensaciones diferenciadas para nuestros paladares.
Así como la calidad de la uva habla del vino que se elabora, la calidad del Plátano de Canarias es conocida y reconocida en todas partes del mundo, así que ya la propiedad característica de su producto base habla del especial sabor que podemos disfrutar sorbo a sorbo en un Platé.
Con un color amarillo pálido y unos aromas de los que también pueden emerger recuerdos a otras frutas , es el plátano quien principalmente invade nuestra mente y todo nuestro sentido olfativo y que ya en esta fase de cata, también le llega a nuestro paladar antes de probarlo en boca. En la fase visual es fácil ver como lagrimea perfectamente la copa y deja deslizar su espesor a través de ella para volverse a incorporar al resto de la bebida alcohólica. Para finalizar va a poder sentir en sus papilas gustativas el espesor al mismo tiempo del dulzor, el cual inmediatamente nos deja sentir una pequeña porción de placer gustativo.
El nacimiento de Platé escribe una nueva página en la historia de las bebidas representativas de una región, por que a partir de su llegada será fácil decir: el Jerez, para la región de Jerez; el Oporto de Portugal y el Platé de Canarias.

Artículos Relacionados

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.