Carlos Llamosas

Cocineros del Mundo

FOTOS: Luis Carré – Revista Gusto Gallego

Comienza sus estudios de formación profesional en la rama de electricidad, los mismo que pronto abandona para comenzar su formación cómo cocinero.
Dado que en aquellos años no existían centros formativos de hostelería, comienza su formación (como lo hicieron todos los cocineros vascos) en la cocina del Hotel Avenida de Bilbao. De la mano del entonces prestigioso Chef Epifanio Uribeetxebarria y de su segundo Pedro Ziluaga Barrinagaderementeria, de los que recibe una importante formación práctica llegando a ocupar los cargos de jefe de partida carne/pescado a una edad muy temprana.

Tras una etapa profesional en el Club deportivo-social Landatxueta, en un pueblo cercano a Bilbao, comienza a trabajar en la marisquería TXANGURRO en el centro de Bilbao, muy concurrida por la jet set bilbaína. En años posteriores trabajo en el Hotel Villa de Bilbao en la Gran Vía de Bilbao, seguido del Real Club Hípico de San Sebastián, donde da de comer a importantes miembros de la política y de la vida social.

A lo largo de todos estos tiempos realiza comidas y cenas en los famosos Txokos vascos. En el año 1.987 realizo jornadas de gastronomía Vasca en el restaurante A Cabana en la desembocadura de la ría de Betanzos. En el año 1.989 inauguro el Restaurante Casa Vasca en la calle Orzan. Siendo el buque insignia de sus proyectos hosteleros en Galicia.
En el año 1.991 nace Don Pintxo, en la calle Alameda, gran espacio con varios ambientes y pintxos de diseño. Dos años más tarde y tras el éxito obtenido, aperturan el segundo D. Pintxo en el centro comercial Los Rosales.

En la actualidad y desde agosto de 2009, con un emplazamiento en la calle Capitán Troncoso, continúa con su línea de calidad, buenas materias primas, mariscos de Galicia y carnes de calidad, haciendo una cocina básicamente priorizando la calidad a las estridencias artísticas de algunos afamados colegas.

Por la casa de Carlos Llamosas, continúan visitando con asiduad, personajes de la política (Sr. Fraga, Feijoo, etc.) del cine Sr. Sacristán, o de la industria como el magnate D. Amancio Ortega y otros que el chef prefiere guardarse por expresa petición de los mismos.

Anterior Cocinar es igual a una revolución
Siguiente Probando Enyesque

Sin Comentarios

Deja un comentraio